Empresa
Radiadores y Productos especiales
Agropartes
Otros Productos / Servicio
Alcance normas de calidad
Contacto
Español | English | Portugues
Buscar:
Consultar este Producto
RADIADORES INDUSTRIALES Y ESTACIONARIOS

 

 

Este tipo de RADIADOR, es un equipo que se caracteriza por brindar un área de intercambio calórico relativamente grande en espacios reducidos, utilizándose normalmente para el enfriamiento de agua o aceite en motores de vehículos pesados y equipos estacionarios.
 
Las dimensiones, formas y pesos varían considerablemente en base a su utilización, ya que llegan a distintos mercados como LOCOMOTORAS, GRUPOS ELECTROGENOS, GRANDES MOTORES DIESEL, EQUIPOS HIDRAULICOS, MOTORES PETROLEROS, COMPRESORES DE AIRE…

 

 

RADIADORES CONVENCIONALES

 

 

Este tipo de RADIADOR, es un equipo que se caracteriza por brindar un área de intercambio calórico relativamente grande en espacios reducidos, utilizándose normalmente para el enfriamiento de agua o aceite en motores de vehículos pesados y equipos estacionarios.

 

 

RADIADORES DE TUBOS ALETADOS

 

 

Estos equipos se utilizan principalmente para la refrigeración de motores estacionarios, siendo de aplicación imprescindible cuando existen requisitos de robustez mecánica y no hay limitaciones de espacios. Es necesario en cada caso particular, un estudio de cálculos a los efectos de lograr su diseño final, teniendo en cuenta el diámetro de los tubos, espesor, material y densidad de aletas, fluido en el interior de los tubos, caudales de aire, características de los electroventiladores, etc.
 
Dentro de sus múltiples aplicaciones, se utilizan cada vez con más frecuencia en centrales eléctricas accionadas con motores diesel de elevada potencia, como una solución práctica y definitiva para el reemplazo de las torres de enfriamiento, especialmente para zonas que se caracterizan por la escasez de agua o la alta
dureza de las mismas.
 
En estos lugares donde las torres de enfriamiento resultan antieconómicas, por su alto costo operativo, tratamientos químicos y reposición de aguas, el radiador surge como la solución más eficaz y económica, por las siguientes causas:
 
  • No existen problemas de evaporación de agua, ya que operan en circuito cerrado.
  • Se eliminan costos por tratamientos de aguas por no existir contacto con el medio ambiente.
  • No hay incrustaciones en los circuitos de enfriamientos, aumentando la vida útil de los intercambiadores y ahorrando mano de obra en tareas de mantenimiento.
  • Economía de operación en base a la temperatura ambiente, donde el empleo de múltiples cantidad de electroventiladores permite la regulación del caudal necesario.
  • Facilidad de limpieza interior al poseer cabezales desmontables, que permiten la limpieza mecánica en el interior de los tubos sin retirar el equipo de la zona de trabajo habitual.